Cómo limpiar el oro

Cómo limpiar el oro

El oro siempre ha sido sinónimo elegancia. Desde los antiguos indígenas que adornaban sus cuerpos con este material, pasando por la nobleza occidental, hasta el día de hoy, muchos de los tesoros más preciados por las familias, esos que pasan de generación en generación, son joyas de oro. Por lo tanto, aquí te enseñamos a cuidar tus preciados tesoros.

Cómo limpiar oro blanco y brillantes

A muchas personas les produce miedo el intentar limpiar sus joyas de oro y brillantes, quizá por el temor de arruinarlas, tal vez con miedo a que las manchas tomen posesión de ellas y a la larga no se puedan recuperar. Sin embargo, te aseguramos que el cuidado de estas joyas es muy sencillo y que, si lo haces con cuidado, ningún accidente puede ocurrir.

Si nuestros alhajas de oro además tienen brillantes, por favor no te alarmes. Para limpiar este tipo de joyas lo que puedes hacer es sumergirlas en un poco de agua con jabón. Después de treinta minutos, saca tus joyas y sécalas bien con un paño, es muy importante que este paño sea de tela suave, esto con el fin de evitar rayones. En cuanto a la zona del diamante, nuestro consejo es que tomes un poco de algodón sumergido en alcohol y lo pases por toda la superficie, esto le hará mucho bien a tu prenda. Al terminar verás cómo tus joyas quedan como nuevas.

Cómo limpiar un anillo de oro en casa

Muchos de nosotros tenemos anillos de oro en nuestra casa. En muchos casos son joyas muy preciadas por lo que su cuidado nos importa bastante. En el mercado existe un sinfín de productos que aseguran limpiar el oro, no obstante, te recomendamos que te informes bien antes de comprar cualquiera de ellos, intenta encontrar elementos de buena calidad, aunque cuesten un poco más; lo anterior tratando de evitar manchas o imperfecciones en tus valiosos anillos.

Si lo que realmente quieres es limpiar con un producto natural, te aconsejamos que utilices el bicarbonato de sodio. En un recipiente con agua agrega una cucharada de bicarbonato, revuelve bien y sumerge tu anillo. El tiempo que lo dejes dependerá de la suciedad que presente la joya. En caso de que veas que se encuentra muy sucia, dejarla cuarenta y cinco o cincuenta minutos será lo más aconsejable, en caso contrario con media hora será suficiente. Al finalizar frota bien con un paño seco para quitar sobrantes. Repite este procedimiento cada vez que notes una pérdida de brillo en tus alhajas.

Cómo limpiar joyas de oro y de plata

Cuando la mayoría piensa en elementos precisos, casi siempre llega a la mente los lingotes de oro y de plata. Estos metales se encuentran en nuestras mentes, y en el imaginario de las personas, como el pináculo de la riqueza. No obstante conseguir prendas de oro o plata no es tan difícil, y por lo general muchos tienen alguna que otra en sus residencias. Sin embargo, aunque se conoce el valor, la gran mayoría no sabe cómo cuidarlas y con el tiempo dichas alhajas van perdiendo su resplandor de antaño, como un jardín grande y hermoso, al que nadie le efectúa ningún tipo de vigilancia.

Por ello es muy importante mantener un cuidado muy especial con tus joyas. Lo que tienes que hacer, tanto para prendas de oro o plata, es limpiarlas con un poco de bicarbonato de sodio y crema dental. Juntando estos dos materiales harás una pasta. Toma un cepillo de dientes y cepilla muy bien tus joyas. Luego, con un paño limpio y seco, procura quitar todo el excedente. Estos dos elementos son excelentes limpiadores, dejarán tus joyas como nuevas.

Cómo limpiar una esclava de oro

Las esclavas de oro son unos de los accesorios más bellos que podemos tener. Ofrecen elegancia y sofisticación a los que la poseen. No obstante, también es una de nuestras joyas que más se ensucia. Esto ocurre por el lugar del cuerpo donde las llevamos. El constante roce con la piel, además del sudor y las inclemencias del clima, hacen que nuestras esclavas pierdan rápidamente su brillo original. La mayoría de las personas sienten temor ante esta situación, pues ven en la opacidad de su alhaja una señal de desgasto y, quizá, daño.

Lo anterior no es para nada cierto. El oro, como cualquier metal, se ensucia y pierde su brillo primordial. Esto no quiere decir nada, solamente que es hora de una limpieza profunda. Así que no te alarmes, sigue nuestras sugerencias y verás cómo en poco esa prenda tan preciada se verá como nueva.

Consejos para limpiar el oro

Para esta ocasión te sugeriremos uno de los productos naturales más utilizados en la limpieza: el vinagre. Por años nuestros antepasados han conocido las cualidades limpiadoras de este elemento, no obstante nosotros, por la inmediatez de nuestra vida moderna, preferimos comprar productos químicos que, además de no cuidar el planeta, a la larga pueden dañar nuestras joyas. El vinagre será suave con ellas y le devolverá su belleza perdida. Ahora bien, lo que debes hacer es verter un poco de vinagre en un recipiente, luego sumerges la esclava por una hora. Al sacarla sécala con un paño y frota para eliminar impurezas. Y así de fácil tendrás tu joya brillante y sin rastros de suciedad.

El oro siempre ha sido sinónimo elegancia. Desde los antiguos indígenas que adornaban sus cuerpos con este material, pasando por la nobleza occidental, hasta el día de hoy, muchos de los tesoros más preciados por las familias, esos que pasan de generación en generación, son joyas de oro. Por lo tanto, aquí te enseñamos a cuidar tus preciados tesoros.

Cómo limpiar oro blanco y brillantes

A muchas personas les produce miedo el intentar limpiar sus joyas de oro y brillantes, quizá por el temor de arruinarlas, tal vez con miedo a que las manchas tomen posesión de ellas y a la larga no se puedan recuperar. Sin embargo, te aseguramos que el cuidado de estas joyas es muy sencillo y que, si lo haces con cuidado, ningún accidente puede ocurrir.

Si nuestros alhajas de oro además tienen brillantes, por favor no te alarmes. Para limpiar este tipo de joyas lo que puedes hacer es sumergirlas en un poco de agua con jabón. Después de treinta minutos, saca tus joyas y sécalas bien con un paño, es muy importante que este paño sea de tela suave, esto con el fin de evitar rayones. En cuanto a la zona del diamante, nuestro consejo es que tomes un poco de algodón sumergido en alcohol y lo pases por toda la superficie, esto le hará mucho bien a tu prenda. Al terminar verás cómo tus joyas quedan como nuevas.

Cómo limpiar un anillo de oro en casa

Muchos de nosotros tenemos anillos de oro en nuestra casa. En muchos casos son joyas muy preciadas por lo que su cuidado nos importa bastante. En el mercado existe un sinfín de productos que aseguran limpiar el oro, no obstante, te recomendamos que te informes bien antes de comprar cualquiera de ellos, intenta encontrar elementos de buena calidad, aunque cuesten un poco más; lo anterior tratando de evitar manchas o imperfecciones en tus valiosos anillos.

Si lo que realmente quieres es limpiar con un producto natural, te aconsejamos que utilices el bicarbonato de sodio. En un recipiente con agua agrega una cucharada de bicarbonato, revuelve bien y sumerge tu anillo. El tiempo que lo dejes dependerá de la suciedad que presente la joya. En caso de que veas que se encuentra muy sucia, dejarla cuarenta y cinco o cincuenta minutos será lo más aconsejable, en caso contrario con media hora será suficiente. Al finalizar frota bien con un paño seco para quitar sobrantes. Repite este procedimiento cada vez que notes una pérdida de brillo en tus alhajas.

Cómo limpiar joyas de oro y de plata

Cuando la mayoría piensa en elementos precisos, casi siempre llega a la mente los lingotes de oro y de plata. Estos metales se encuentran en nuestras mentes, y en el imaginario de las personas, como el pináculo de la riqueza. No obstante conseguir prendas de oro o plata no es tan difícil, y por lo general muchos tiene alguna que otra en sus residencias. Sin embargo, aunque se conoce el valor, la gran mayoría no sabe cómo cuidarlas y con el tiempo dichas alhajas van perdiendo su resplandor de antaño, como un jardín grande y hermoso, al que nadie le efectúa ningún tipo de vigilancia.

Por ello es muy importante mantener un cuidado muy especial con tus joyas. Lo que tienes que hacer, tanto para prendas de oro o plata, es limpiarlas con un poco de bicarbonato de sodio y crema dental. Juntando estos dos materiales harás una pasta. Toma un cepillo de dientes y cepilla muy bien tus joyas. Luego, con un paño limpio y seco, procura quitar todo el excedente. Estos dos elementos son excelentes limpiadores, dejarán tus joyas como nuevas.

Cómo limpiar una esclava de oro

Las esclavas de oro son unos de los accesorios más bellos que podemos tener. Ofrecen elegancia y sofisticación a los que la poseen. No obstante, también es una de nuestras joyas que más se ensucia. Esto ocurre por el lugar del cuerpo donde las llevamos. El constante roce con la piel, además del sudor y las inclemencias del clima, hacen que nuestras esclavas pierdan rápidamente su brillo original. La mayoría de las personas sienten temor ante esta situación, pues ven en la opacidad de su alhaja una señal de desgasto y, quizá, daño.

Lo anterior no es para nada cierto. El oro, como cualquier metal, se ensucia y pierde su brillo primordial. Esto no quiere decir nada, solamente que es hora de una limpieza profunda. Así que no te alarmes, sigue nuestras sugerencias y verás cómo en poco esa prenda tan preciada se verá como nueva.

Para esta ocasión te sugeriremos uno de los productos naturales más utilizados en la limpieza: el vinagre. Por años nuestros antepasados han conocido las cualidades limpiadoras de este elemento, no obstante nosotros, por la inmediatez de nuestra vida moderna, preferimos comprar productos químicos que, además de no cuidar el planeta, a la larga pueden dañar nuestras joyas. El vinagre será suave con ellas y le devolverá su belleza perdida. Ahora bien, lo que debes hacer es verter un poco de vinagre en un recipiente, luego sumerges la esclava por una hora. Al sacarla sécala con un paño y frota para eliminar impurezas. Y así de fácil tendrás tu joya brillante y sin rastros de suciedad.

Total: 0. Votos: 0
Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email