Cómo limpiar con vaporeta

Una vaporeta es una limpiadora a vapor que ayuda a desinfectar y limpiar el hogar. Con el uso del vapor, se eliminan el 99,99% de todas las bacterias, gérmenes y microorganismos sin necesidad de usar productos químicos o desinfectantes.

Las vaporetas están pensadas para limpiar tu casa de acuerdo con la zona que deba de ser higienizada, por ello cuentan con presión, potencia y accesorios para eliminar esa suciedad. ¿Tienes claro todo lo que puedes limpiar con una vaporeta?

Cómo limpiar paredes con vaporeta

Con la vaporeta puedes acabar con la suciedad de las paredes de forma rápida y sencilla. En la cocina puedes dedicarte a los azulejos y las juntas, lugares donde siempre se acumula la suciedad. Solamente tienes que dirigir la boquilla de la limpiadora a los lugares de más cúmulo. Verás como esta desaparece fácilmente. 

En juntas con silicona, tendrás que tener más cuidado para que no se dañe. Pásala de manera breve y verás lo eficaz que es. Una vez acabes, solo tendrás que secar con un paño para eliminar los restos.

Incluso, puedes aprovechar para eliminar la grasa de la campana y el horno. Disolverás la grasa endurecida gracias al vapor de la máquina para luego poder limpiarla más fácilmente.

No temas por las paredes con ventanas, pues los cristales también se pueden limpiar con la vaporeta. El proceso es igual que el manual, pero mucho más fácil. Además, con la vaporeta podrás atacar todos los rincones. 

Un modelo que cuente con tubo telescópico te permitirá llegar más fácilmente a todas esquinas. Si estás dudando sobre los modelos que existen, CompralosMejores.net puede ayudarte a elegir la que más se adapte a tus necesidades.

No obstante, recuerda que no se puede utilizar vapor en paredes pintadas, pues podría afectar a la pintura.

Cómo limpiar sofás de tela con vaporeta

El vapor seco de la vaporeta te ayudará a desodorizar y desinfectar tu sofá. Lo primero que se recomienda es aspirar a fondo todo el polvo y residuos acumulados. Con piezas especiales para superficies de sofás podrás llegar a todos los rincones. Si puedes retirar los asientos, hazlo.

Asegúrate que solo sale vapor antes de colocar la vaporeta en el sofá con la función de vapor. En caso de que haya algún seguro, actívalo, ya que al estar trabajando con vapor caliente hay que evitar todo tipo de accidentes. Una vez hecho todo esto, enciéndela y espera a que se caliente el vapor. 

Puedes usar un paño de microfibra para limpiar la suciedad, ya que la vaporeta la afloja, pero no la absorbe. Puedes insertarlo en los accesorios para mejorar la efectividad de la misma. Con la presión recomendada, suelta el vapor y limpia una pequeña zona. Espera 15 minutos y mira si no hay ningún efecto no deseado.

Limpia cada rincón del sofá y de los cojines con la máquina. Para la limpieza de la base del sofá y del respaldo, utiliza la boquilla pensada para superficies amplias.

Luego deberás colocar el sofá en un sitio que se pueda ventilar para que se seque. No te sientes ni coloques los cojines mientras este mojado, así facilitarás que no se ensucie.

Cómo limpiar mallorquinas con vaporeta

Las ventanas mallorquinas son difíciles de limpiar y, como con sus materiales la suciedad no se ve tanto, no es fácil darse cuenta de cuando es necesario una limpieza. Así la suciedad se va acumulando.

Con una vaporeta, esta labor será mucho más fácil. Primero, asegúrate que puedes limpiarlas con vapor sin dañarlas. Aspira el polvo si tienen.

Aplica la vaporeta de arriba a abajo hasta dar vapor a toda la superficie. A continuación, retira el polvo con un paño húmedo. Una vez acabes, seca las persianas hasta retirar toda su humedad.

Recuerda que siempre deberás limpiar las ventanas antes de empezar con el resto de la casa, pues evitarás que la suciedad entre en las estancias. Así como limpiar la parte interior y, posteriormente, la exterior.

Cómo limpiar alfombras con vaporeta

Las moquetas y alfombras también pueden limpiarse con la vaporeta. Acabarás con los pelos y el polvo que se acumulan siempre en sus superficies. 

Primero, deberás usar la función de aspiración para sacar la suciedad más grande. Después, con la función limpieza a vapor, deberás hacer una prueba en una esquina para asegurarte que el tejido soporta el calor. 

No es necesario que uses mucho vapor para limpiar, con humedecerla es suficiente. Si hay manchas, deberás tratarlas primero con un quitamanchas.

Cuando acabes de limpiar, únicamente deberás asegurarte que se secan correctamente. Si puedes tenderlas, mucho mejor. 

Al finalizar con la vaporeta, deberás vaciar totalmente su depósito de agua. Con un poco de agua, enjuaga el envase para eliminar cualquier resto que pueda haber. Deberás colocar un producto especial para vaporetas, esto evitará la aparición de calcificaciones, así te durará más. Para acabar, deja que se seque, vuelve a colocar el depósito y guarda la vaporeta en su lugar habitual.

Total: 0. Votos: 0
Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email